Polieco fabrica pozos de polietileno y Tes abocardadas, utilizados en combinación con los tubos corrugados Ecopal u otros tubos de plástico, como PVC y PEAD. Los pozos fabricados pretenden conectar las redes de alcantarillado a la superficie, a fin de agilizar las inspecciones y las intervenciones de limpieza.

A diferencia de los pozos tradicionales de cemento, los pozos de polietileno fabricados por Polieco presentan una serie de ventajas en términos de velocidad y versatilidad en la fase de colocación, que reducen los costes de transporte gracias a su facilidad de manejo.

Los pozos de polietileno de Polieco son útiles para responder a cualquier exigencia, también en función de las diferentes condiciones de colocación. Los pozos son con base inyectada y están disponibles en seis tipos diferentes de soporte, en función de la geometría de la base, del diámetro de las tuberías de entrada y salida y del diámetro del realce.

Dentro de la gama de pozos para alcantarillado destinados a gestionar aguas residuales y aguas blancas, los pozos disipadores de energía son ideales para ser instalados en conductos enterrados sin presión, aunque cuando el conducto de alcantarillado se ubica en puntos con pendientes pronunciadas.

A partir de los tubos corrugados, como el Ecopal 2.0  o los tubos lisos de polietileno debidamente cortados y sellados entre sí, Polieco ofrece una serie de pozos fabricados a partir de tubos y amplios tanques enterrados, pensados para almacenar grandes cantidades del agua pluvial presente en el terreno.

Por último, se fabrican imbornales sifonados para utilizar en alcantarillado enterrado: el sifón diseñado garantiza el fluido de las aguas recogidas, evitando los problemas relativos a su atasco dentro del pozo.

Descubre toda la gama de pozosdepósitos e imbornales fabricados por Polieco. Descarga las fichas técnicas, los folletos informativos y toda la documentación a disposición para conocer en detalle las características de todos los artículos.